fbpx

Los olores: un problema en tu restaurante

A menudo, entramos a un restaurante cuyos olores nos son agradables. Esos olores no son de esa comida que abre el apetito, sino a fritanga, a cocina, o, peor aún, a falta de limpieza.

Los problemas de olores en un restaurante pueden darse por múltiples causas. Desde cuestiones relacionadas con una mínima limpieza, por la calidad de los alimentos, el trato del servicio o el ruido. En cambio, una gran mayoría de las malas críticas hacia un local o restaurante vienen dadas por una falta de limpieza del aire y una extracción deficiente.

El hándicap de la extracción es que es cara y ruidosa y, además, causa molestias a los vecinos y clientes. Por ello, los sistemas de limpieza del aire son, sin duda, la mejor alternativa.

Estos problemas de olores causan conflictos con vecinos y disconformidad en clientes y personal. Cuando se analiza qué es lo que más valora un cliente en un restaurante, entre el punto 3 y el 5, aparece que no haya malos olores ni ruidos excesivos.

Un problema común en los dueños de los restaurantes es que se acostumbran a los olores de su restaurante,  y eso dificulta detectar el problema. Es cierto que, como clientes, al salir de un restaurante no nos gusta que nuestra ropa huela. También, al entrar, percibir olores que no sean a comida recién hecha es desagradable. Pero es que, ni siquiera nos gustan los ambientadores… no es agradable masticar olor a lavanda.

Limpiar su restaurante es obviamente muy importante , pero no menos limpiar su aire, con el purificador Fotocatalitico AkSep lo tendréis solucionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba

Contacta con nosotros y te informamos

Oferta válida para península. Consultar portes en otros destinos